Nom de la noticia

01 septiembre 2015

Carme Forcadell ha pedido en El Vendrell que nunca más Catalunya ponga su futuro “en manos de los partidos españoles”

“Utilizan un tribunal político para hacer lo que democráticamente no están legitimados a hacer”, ha afirmado Junqueras frente a mil personas

Bajo un cielo encapotado que parecía a punto de descargar lluvia, casi mil personas han acudido en El Vendrell al acto de Junts pel Sí. Allí, Oriol Junqueras y Carme Forcadell no han podido evitar criticar la decisión del PP de reformar el Tribunal Constitucional para poder sancionar a Artur Mas y multar o suspender a todos los administradores públicos que incumplan sus sentencias. “El gobierno modifica leyes expresamente para aplicarlas a una, dos o tres personas”, ha soltado Junqueras. Después, aún ha añadido que “el gobierno español utiliza un tribunal político para hacer el trabajo que democráticamente no está legitimado a hacer”. “Felipe González o Aznar representan lo mismo y nos quieren hacer comulgar con lo de siempre”, ha remachado.

También ha intervenido Carme Forcadell, número 2 por Barcelona, que ha afirmado que Catalunya sólo quiere “un Estado que respete la ciudadanía catalana”. “Nunca más pondremos el futuro político de Catalunya en manos de los partidos españoles”, ha sentenciado frente a los asistentes, que han aplaudido. También se ha referido a los partidarios del No, a quienes ha dicho que “el reto” es que, en el futuro, ellos también sientan que en Catalunya “vale la pena vivir”.

Jordi Turull, número 10 por Barcelona, ha tomado la palabra para destacar que decidir el futuro de Catalunya “es un grandísimo honor pero también una grandísima responsabilidad”. También ha animado a confrontar “las urnas y la esperanza de la ilusión contra el discurso del miedo y de la resignación”. Finalmente, Montse Palau, número 2 por Tarragona, ha remarcado que estar a favor de Junts pel Sí es ir “a favor de todos y todas”.

Romper con los gobiernos españoles, pero no con España

Ayer en Roses, la ciudadanía también hervía. Raül Romeva, Lluís Llach y Carles Puigdemont asistieron a un acto multitudinario, donde aprovecharon para explicar que la ciudadanía catalana a favor del Sí no está en contra de nadie más que de las instituciones españolas. Romeva ha reafirmado que “el 27S va de democracia y de dignidad, pero sobre todo de derechos y oportunidades” y Llach ha preguntado: “Los que pretenden reformar el TC, ¿qué quieren? ¿Encarcelar por pensar? ¿Un estado de sitio?”

Puigdemont ha aprovechado, asimismo, para confirmar que desde el Estado español “han entendido que no es un debate entre partidos sino un debate entre estados”. “Hemos de salir el 27S armados con un papel. Las papeletas del Sí serán verdaderas armas de destrucción masiva”, ha animado.

Al mismo tiempo, en el Prat del Llobregat, Eduardo Reyes, de Súmate, ha afirmado que Catalunya lleva “demasiado tiempo pagando los errores de los gobiernos centrales”. “Queremos hospitales y no aeropuertos que cuestan 450 millones y que se venden luego por 10.000 euros. Si soy cordobés, ¿cómo quieren que rompa con España? Romperemos con los gobiernos que nos han arruinado”, ha exclamado.

Comparte

Compartir al Facebook Compartir en Twitter

Otras noticias