Nom de la noticia

20 abril 2016

Civit: "El futuro de nuestro país pasa por la soberanía energética y para crear un sector productivo que prioriza las renovables"

El diputado de JxSí apuesta por un cambio de modelo energético, que se aleje del español, “que es un contrasentido”

El diputado de Junts pel Sí Ferran Civit ha defendido este miércoles que el futuro de Catalunya “pasa por la soberanía energética y para crear un sector productivo que prioriza las renovables”. Civit ha hecho estas declaraciones durante su intervención en el debate en el pleno del Parlament del proyecto de ley del cambio climático, una herramienta esencial con la que el nuevo Gobierno quiere impulsar un cambio de paradigma basado en la soberanía energética, y que pretende reducir la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) y mejorar la mitigación del impacto del cambio climático.

“El modelo de la Catalunya fósil está agotado; hay que explorar el modelo de la Catalunya renovable”, ha dicho Civit, que apuesta por la descarbonización de Catalunya. Un cambio de modelo que, además, generará puestos de trabajo, eficiencia y ahorro de recursos.

“Tenemos que generar un nuevo paradigma productivo y energético, que sea radicalmente contrario a lo que sufrimos estando en España con el impuesto al sol, que va a contracorriente y es un contrasentido”, ha dicho.

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, ha defendido, por su parte, que “el cambio climático es uno de los grandes retos que debemos encarar en el siglo XXI. Como país, queremos situarnos a la cabeza de esta lucha y jugar un rol principal en la escena internacional. nuestro proyecto de nuevo país es un proyecto de país mejor para los catalanes, pero también con un fuerte sentido de la responsabilidad por el bienestar y el progreso de todos los pueblos del planeta ” .

Entre otros aspectos, la iniciativa legislativa debatida hoy en el Parlamento introduce el concepto de fiscalidad ambiental, y crea un impuesto sobre las emisiones de CO2 en turismos y furgonetas, que se aplicaría gradualmente a partir del año 2018; fija el objetivo de reducir las emisiones de GEI un 25% en 2020 y un 80% en 2050 con respecto a 2005; crea el Fondo Climático, para impulsar medidas en este ámbito; regula el Consejo Catalán del Clima como órgano de participación; e incluye una disposición para garantizar el acceso a un consumo mínimo vital de agua y energía.

Comparte

Compartir al Facebook Compartir en Twitter

Otras noticias