Nom de la noticia

10 noviembre 2016

Civit: "Este Gobierno tiene que hacer la transición nacional y la transición hacia un nuevo paradigma energético"

El diputado de Junts pel Sí lamentó que el Estado aún no haya firmado la declaración de París de lucha contra el cambio climático

El diputado y portavoz de medio ambiente de Junts pel Sí Ferran Civit ha interpelado este jueves el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, sobre la acción del Govern en la lucha contra el cambio climático, recordando que “este Gobierno tiene que hacer la transición nacional y también la transición hacia un nuevo paradigma energético, y convertirse en ejemplo global en la lucha contra el cambio climático”.

Civit ha lamentado que parezca que “España tenga la aspiración de ser la última en Europa a hacer los deberes”, recordando que aún no ha firmado la Declaración de París de lucha contra el cambio climático, muestra poca predisposición mostrada favorecer el autoconsumo y la democracia energética con el impuesto al sol, y, en cambio, favorece las empresas del oligopolio energético.

“España es el tercer país europeo que más ha aumentado las emisiones desde 1990 (un 17,54%) y, de la obligación de poner 120 millones de euros para el Fondo Verde del Clima, sólo ha puesto un 1 millón, que representa menos de un 1%”, ha recordado.

“No esperamos que comience a actuar el Estado español. Es hora de que el Govern tenga liderazgo y dé ejemplo y incentive el cambio de modelo con nuevos modelos productivos, de movilidad, y energéticos, que sean 100% renovables y democráticos”, ha dicho el diputado de JxSí. En este sentido, Civit ha citado algunos países europeos que sí son referentes, como Dinamarca, donde la ciudadanía participa en las energías renovables y hay un 3,6% de fiscalidad ambiental; Noruega y los Países Bajos, que en 2025 prohibirán la venta de vehículos de combustión interna; Alemania, que se ha comprometido a sustituir las nucleares con renovables en 2025; y Portugal, que durante varios días se ha abastecido con energía 100% renovable.

“Debemos tener un modelo energético donde ningún residuo termine ni en el vertedero ni a la incineradora, ya que se generan gases de efecto invernadero. Un sector primario que retenga la gente a territorio, y que a la vez anula le la emisión de metano en la producción, promoviendo la economía circular. un parque de viviendas que no necesite energías que emitan gases de efecto invernadero para calentarse. y un parque de vehículos de la Generalidad y de edificios públicos que funcionen con energías renovables. que la República Catalana marque el camino, que sea la liebre para el resto”, ha concluido.

Comparte

Compartir al Facebook Compartir en Twitter

Otras noticias