Nom de la noticia

06 abril 2016

Delgado: "Tenemos el deber legal y la obligación moral de recibir y atender a personas refugiadas, más aún cuando ésta ha sido siempre una tierra solidaria y de acogida"

La consellera de Asuntos Sociales, Dolores Bassa, ha afirmado que “si fuéramos independientes haríamos como Canadá, cogeríamos aviones y los iríamos a buscar”

La diputada de Junts pel Sí Adriana Delgado ha instado al Gobierno a trabajar y dar respuesta a la crisis de los refugiados, que calificó como la más grande desde la Segunda Guerra Mundial. “En Catalunya, tenemos el deber legal y la obligación moral de recibir y atender a personas refugiadas, más aún cuando ésta ha sido siempre una tierra solidaria y de acogida y que también ha sufrido la fuga de personas perseguidas durante la guerra, algunas de ellas familiares nuestros”, ha afirmado Delgado en la sesión de control en el Parlament.

“La enésima crisis de los refugiados, agudizada en 2015, es la crisis migratoria y humanitaria más grande desde la Segunda Guerra Mundial. La respuesta de la UE ha sido del todo insuficiente y corto-terministas. Se han levantado barreras, literalmente; se han cortado vías de paso seguras, lo que ha provocado que se pongan en peligro más vidas humanas y que los refugiados sean víctimas de las mafias; se hacen deportaciones colectivas y esta misma semana ha entrado en vigor el acuerdo con Turquía”, ha recordado la diputada.

“Ante la falta de compromiso del Estado, en Catalunya, Gobierno, Ayuntamientos, entidades y sociedad civil trabajan conjuntamente para gestionar la acogida y la integración de refugiados”, ha manifestado Delgado.

Por su parte, la consellera de Asuntos Sociales, Dolores Bassa, destacó que se está trabajando a fondo en la cuestión desde diferentes departamentos del Gobierno. “Hemos hecho de todo”, ha manifestado la consellera que ha explicado que se están creando nuevas plazas y se podrían acoger 4.500 personas en dos años. Además, se trabaja para que cuando lleguen se puedan integrar y se colabora con las entidades sociales que están gestionando las llegadas. “Como Gobierno tenemos un deber, el de velar por hacer cumplir la ley. La declaración de Derechos Humanos y sobre todo la Declaración de Ginebra. Esto significa acoger con dignidad todas aquellas personas que llegan a nuestro país sin ningún tipo de discriminación y eso es lo que haremos”, ha afirmado Bassa, que ha recordado que los catalanes fueron refugiados en Argelès y en México, entre otros lugares . “Si fuéramos independientes haríamos como Canadá, cogeríamos aviones y los iríamos a buscar”, ha sentenciado la consellera.

Comparte

Compartir al Facebook Compartir en Twitter

Otras noticias