Nom de la noticia

20 abril 2016

Orobitg: "Es lógico que un país que tiene aspiración de plenitud nacional quiera tener una normativa civil propia"

El diputado de JxSí destaca que con el libro VI se completa el código civil catalán y afirma que es una norma “que nos permitirá equipararnos a un país normal”

El diputado de Junts pel Sí Jordi Orobitg ha defendido este miércoles el proyecto de ley del libro sexto del Código Civil catalán, que regula las obligaciones y los contratos y con el que se completará el código civil catalán. “Es lógico que un país que tiene aspiración de plenitud nacional quiera tener una normativa civil propia”, ha declarado Orobitg durante el debate a una enmienda a la totalidad del texto presentada por el PP, que ha sido rechazada.

Orobitg ha recordado que, junto a los tres pilares de la futura República catalana -las leyes de protección social catalana, administración tributaria catalana, y régimen jurídico catalán- esta regulación es un elemento fundamental para el futuro Estado, ya que “con el libro sexto del Código civil logramos la integridad en la regulación normativa y nos equiparemos a un país normal”, ha añadido. **“Con este proyecto de ley pasamos página a una infamia, que tiene su origen en el Decreto de Nueva Planta con que Felipe V abolió las constituciones catalanas dejando vigente el derecho civil catalán sólo de manera residual”, ha recordado.

“Ni los regímenes más autoritarios que han querido eliminar nuestras instituciones, han podido acabar con el derecho civil catalán. Tampoco lo consiguió el Decreto de Nueva Planta. Ni la dictadura franquista negó el derecho civil de Cataluña”, ha manifestado el consejero de Justicia Carles Mundó, en la misma línea, subrayando “que la tradición jurídica de Cataluña tiene una historia milenaria”.

El libro sexto regula contratos tan importantes como el de compraventa, el de permuta, el de cesión de solar o aprovechamiento urbanístico a cambio de construcción futura, y los contratos de cultivo. También incorpora de manera detallada la regulación de otros contratos como el de custodia del territorio, el de integración ganadera, y el de alimentos.

Con la culminación del Código Civil, Catalunya dispondrá de un cuerpo legal que regulará los aspectos propios del ámbito privado de las personas físicas y jurídicas y se convertirá en la norma de aplicación principal, lo que convertirá el Código Civil español en una norma de aplicación subsidiaria en Cataluña y permitirá a la Generalitat ejercer todas las competencias en este ámbito.

Comparte

Compartir al Facebook Compartir en Twitter

Otras noticias