Nom de la noticia

31 agosto 2015

Raül Romeva: “Comparar manifestaciones pacíficas de 2,3 millones de personas con el nazismo es indignante y casi un delito”

El cabeza de lista de Junts pel Sí ha afirmado que la falta de empatía del estado español se combatirá el 27S en las urnas

Raül Romeva, jefe de lista de Junts pel Sí, ha respondido esta mañana en el ARABassas sobre las elecciones plebiscitarias del 27S, sobre los registros del viernes en la sede de Convergència, que coincidieron –casualmente o no– con el espectacular acto de presentación de la candidatura, y sobre la carta de Felipe González que El País publicó ayer en portada, donde equipara el proceso con el nazismo. También ha recordado a Antoni Bassas los motivos que llevan a Junts pel Sí a presentarse como candidatura plural y diversa.

“La carta de Felipe González es una de esas cartas que nunca querrías leer. Viniendo como viene de un expresidente del gobierno español es muy grave y triste”, ha contestado con contundencia Raül Romeva. “Se niegan a querer entender. No hay ni un mínimo de empatía. Las afirmaciones de la carta son sobreras e indignantes”, ha seguido argumentando el cabeza de lista. Después, ha afirmado que “comparar una manifestación de 2,3 millones de personas, que se juntan pacíficamente sin ánimo de coacción, con los movimientos de la Alemania y la Italia fascistas es casi un delito”. “La carta de Felipe González demuestra hasta qué punto es difícil encontrar margen para el diálogo. Este tipo de análisis niega la realidad y los desprestigia”, ha remachado.

Romeva, con una larga trayectoria como eurodiputado, ha explicado que en Europa cada vez hay más gente que se da cuenta de que el problema no es de Catalunya sino de “los que controlan las instituciones españolas”. “Una de las cosas que más indigna a Europa es la banalización del nazismo y del fascismo. No hay nada que pueda compararse con ese horror”, ha afirmado. También se ha mostrado sorprendido con las respuestas zalameras de Josep Antoni Duran i Lleida y de Miquel Iceta. “Que avalen y agradezcan que González equipare el proceso al nazismo dice mucho de ellos”, ha dicho.

Y ha querido aclarar las afirmaciones de González, que acusaba a Catalunya de discriminación. “Hace cuatro días teníamos a un presidente del gobierno que se llamaba Montilla y que venía de donde venía. Cualquier persona que viva en Catalunya sabe que no hay discriminación. ¿Qué es Súmate, pues? Mis abuelos venían de Andalucía y yo mismo nací en Madrid. Catalunya siempre ha sido una tierra de acogida. La independencia no va más que de los derechos de las personas y de la dignidad”, ha respondido.

Romeva ha recordado también que el Estado español fue el primero en desconectarse de Catalunya. “Ha llegado a ir, incluso, en contra de sus propios intereses sólo para perjudicar a Catalunya, como pasó con el corredor mediterráneo”, ha afirmado. “Viví con una extraordinaria frustración cómo llevaron el Estatut al Tribunal Constitucional, con la pasividad de la progresía española que ahora tanto se queja. En el 2010 ya dije que en esta España los catalanes no pueden vivir en igualdad de condiciones”, ha argumentado.

Por eso, ha afirmado que no hay ninguna otra opción que votar Sí el 27S. También ha reafirmado que su prioridad es “la justicia social y ambiental”. Ha recordado también que el proceso soberanista “no va de una persona o de un partido, sino de una sociedad plural que pide ser protagonista del cambio”. “Los votantes de Junts pel Sí son heterogéneos y esta es la gran virtud del proyecto. Si tenemos un mandato claro, una amplia mayoría, más fácil será superar esta etapa de transición. Nuestra obsesión es que éstas sean las últimas elecciones autonómicas y lleguemos lo más rápido posible a unas elecciones constituyentes donde sí podremos afrontar un debate ideológico”, ha aclarado.

Sobre los registros del viernes en la sede de Convergència el cabeza de lista también ha sido contundente. “Es tan importante lo que la ciudadanía ha de hacer el 27S que cualquier hecho que entorpezca este proceso se debe esclarecer y se deberán asumir responsabilidades. La corrupción es un fenómeno transversal que requiere ser muy claro”, ha respondido con decisión Romeva a Bassas; y ha recordado que Artur Mas comparecerá el miércoles en el Parlament y que, confía, dará las explicaciones pertinentes. “Pido que sea transparente, y confío que lo será. Como candidatura, recuerdo que muchas de nuestras formaciones políticas han hecho de la lucha contra la corrupción una batalla frontal”, ha dicho Romeva.

También, sin embargo, ha querido reafirmar que los registros no son una casualidad. Opina Romeva que “por la manera cómo se llevaron a cabo, es evidente que había una voluntad de hacer circular una fotografía que contaminara el resto” porque “a nadie se le escapa que el Estado español vive en un escenario que le es muy incómodo”. Es por esto que el cabeza de lista ha defendido la importancia de que el 27S sea un éxito, porque es “una oportunidad de recuperar la credibilidad de la política y hacer posible un proceso constituyente de abajo arriba”. “Junts pel Sí es un proyecto de futuro. Si no hacemos un cambio estructural, de fondo y de raíz, nada lo que hoy nos está afectando lo podremos evitar”, ha afirmado el candidato.

Y ha insistido, cuando Bassas le ha preguntado si Junts pel Sí daba continuidad a la vieja política, que “lo que es preocupante es la continuidad con el Estado español, que impide cualquier cambio”. “Aún no he oído hablar por parte de las fuerzas del estado de un proyecto que permita a Catalunya construirse y mirar hacia delante. Mirar hacia delante significa reconocer errores e intentar solucionarlos”, ha concluido.

Mira el vídeo de la entrevista en el enlace

Comparte

Compartir al Facebook Compartir en Twitter

Otras noticias