Tenemos los mejores argumentos y los compartimos con todo el mundo. Frente a los insultos y las amenazas, tenemos la propuesta para hacer un país nuevo mucho mejor. El Sí sólo depende de las urnas. Con un gran mandato democrático lo haremos posible.